23 de octubre de 2014

Entrevista a José Ramón Fernández, “Riga”: "Soy el enemigo público nº 1"

Daniel Areces.-
José Ramón Fernández, más conocido como “Riga”, es un púgil de 29 años y natural de la localidad asturiana de Grado. El próximo 28 de noviembre en Gijón, bajo el VII Memorial Jesús Piquero, realizará su debut como boxeador profesional. Bravo, guerrero y sobre todo, carismático, son características que le convierten en sinónimo de espectáculo cada vez que se introduce en un cuadrilátero.

- ¿Cuándo y con quién comienzas a practicar boxeo?
-Comencé a practicar boxeo con Aitor Nieto y fue por pura casualidad. Tenía un amigo, que entrenaba con Aitor en el Palacio de los Deportes de Oviedo, y cuando él empezó a dar clases en Grado, mi amigo me animó a ir. Yo no estaba muy por la labor, pero al final me animé y hasta hoy.

- ¿Dónde entrenas actualmente?
-En el Centro Deportivo Tibet, en Gijón. Empecé entrenando en Grado, pero conseguí un trabajo y no me cuadraban bien los horarios para asistir a las clases de Aitor, entonces fui con él a entrenar al Tibet.

- ¿Cómo te definirías como boxeador?
-Cabezón. Duro, porque aguanto bien. Agresivo y sin duda, fajador.

- ¿Cómo fue la experiencia de debutar directamente en los Campeonatos de España?
-Una gran experiencia, la verdad. Porque en los campeonatos no hay nervios, son todos boxeadores, estás muy arropado y estás en tu mundillo. Una gran experiencia.

- ¿Cuántos combates disputaste en tu trayectoria amateur?
-33 combates.

- Mustafá Chadlioui, José Fandiño, David Larrinaga, entre otros, son muchos de los rivales a los que te has enfrentado. Cuéntanos algo de esos combates.
-Yo me pegué con todo el mundo. Con todos los que quisieron pelear conmigo y hubo muchos que no quisieron. El combate con Mustafá fue una bonita pelea. No le perdí la cara al combate en ningún momento. Sí es cierto, que yo por aquél entonces tenía 8 combates y él técnicamente me superaba, tampoco fue un combate donde me pasara por encima pero me ganó. Tenía más experiencia que yo. En la primera pelea con Fandiño, pues cometí el error de dejarme influenciar por una parte del público que me quería ofender y no me defendí como debería. Aún así, fue un gran combate, no le perdí la cara y estuvo a mi merced en dos ocasiones, aunque yo también lo estuve y fue cuando me rompió la mandíbula. Con Larrinaga, para mí fue una pelea muy fácil. Me esperaba mucho más de él. Parece un chico muy fuerte, con mucha envergadura, pero luego en realidad ni es fuerte ni valiente. Al menos, no como yo esperaba.

- De todas las experiencias vividas en estos años como boxeador amateur, ¿con cuál te quedarías?
-El día que gané a Fandiño en la segunda pelea. Se habló demasiado antes del combate, ya que decían que me iba a noquear. Me preparé a conciencia para ese combate y demostrar que podría ganarlo. Y así sucedió, le gané.

- El próximo 28 de noviembre en Gijón, en el VII Memorial Jesús Piquero, debutarás como boxeador profesional. ¿Qué supone esto para ti?
-Es un paso muy importante. Teníamos pensado debutar antes, pero me lo pensé y decidí sumar unos cuantos combates más como amateur. De este modo, gané un poco más en experiencia y ahora sí me encuentro preparado para dar el salto al profesionalismo. Creo que puedo hacer bastantes cosas en el boxeo profesional.

- ¿En qué peso debutarás?
-En el peso medio.

- Precisamente este viernes se disputará el título del peso medio Guzmán “el Bueno” Castillo y Rubén Díaz “el Destructor”. ¿Te sitúas en algún momento de tu carrera profesional enfrentándote a alguno de ellos?
-Me gustaría mucho, la verdad. Son dos de los mejores boxeadores de mi peso y claro que me gustaría pelear con ellos. Yo quiero boxear con los mejores de mi categoría y creo que esos combates se van a celebrar.

- ¿Sabes quién será tú rival el 28 de noviembre?
-No, aún no lo sé. Mi equipo está trabajando en ello. Pero me da igual quien sea mí rival, yo voy a salir a ganar.

- En cuanto a los entrenamientos se refiere, ¿son más exigentes o son similares a los que vienes realizando como boxeador amateur?
-Son bastantes parecidos, porque en mis últimos combates como amateur ya estaba entrenando con Juan del Valle. El entrenamiento es similar, pero si es cierto que son más exigentes, si cabe.

- ¿Compaginas entrenos y trabajo, o te puedes permitir vivir del boxeo?
-Ni de broma puedo vivir del boxeo (se ríe). Ojalá pudiera permitirme el lujo de poder vivir del boxeo, pero aquí en España eso es muy difícil hoy en día y tengo que trabajar para poder seguir adelante.

- ¿Qué objetivo te marcas para tu carrera profesional?
-Me gustaría llegar lo más alto posible. Enfrentarme con todos y que me consideren como a un buen boxeador.

- Dinos un boxeador a quien te gustaría enfrentarte y otro a quien admiras.
-Hay muchos a quien me gustaría enfrentarme, por ejemplo al “Príncipe Punky”, Fandiño, al campeón de España amateur Jonathan Saavedra. A este último le ofrecimos hacer un combate, donde primero dijeron que sí y a falta de unos quince días para la pelea nos dijeron que no podía venir o que no quería, por lo que me quedaron las ganas de medirme a él. También me gustaría pelear con Larrinaga otra vez, porque me dieron como perdedor y le gané claramente, pero nunca quisieron saber nada más de mí y menos aún concederme la revancha. Soy el enemigo público número uno (se ríe).
Y a quién admiro: Aitor Nieto. No lo conocía de nada hasta que empecé a entrenar con él, pero me ayudó en todo desde el primer día. Me trató tan bien, que nunca fallé a ningún entrenamiento y me convertí en el boxeador que soy ahora gracias a él. Le estaré eternamente agradecido.

- Sin más, te damos las gracias por concedernos esta entrevista, y si quieres añadir algo más, adelante.
-Tan sólo quiero deci que conmigo habrá buenos combates. Garantizo que habrá espectáculo y que voy a boxear con todos los boxeadores que estén en mi peso. Estoy aquí para boxear. Los combates que sean interesantes y que demanden la gente, esos son los que van a ver. Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario