17 de octubre de 2012

Derrotas que ayudan a crecer

El púgil gijonés Aitor Nieto afrontaba el pasado viernes el mayor reto de su corta pero exitosa trayectoria como boxeador profesional. Disputaba su primer combate fuera de Asturias. Perdió a los puntos, en seis asaltos, pero parece haber salido reforzado de la experiencia. Hay derrotas que ayudan a crecer a un deportista.

Nieto llegaba al Madrid Arena con un palmarés intachable: cinco victorias en cinco combates. Enfrente tenía al prometedor Levan Ghvamichava, georgiano afincado en Irlanda que aspira a pelear por un título mundial en 2014. Su rival es un noqueador, que ha ganado cinco de sus seis combates como profesional por K.O. Nieto perdió, pero a los puntos, lo que certifica que fue capaz de plantar cara.
El gijonés tiene su próxima cita en Gijón, el 9 de noviembre, en el Memorial Jesús Piquero.

La presencia de un buen grupo de aficionados asturianos fue otro de los aspectos destacables de la velada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario