14 de abril de 2014

Castilla y León domina a Asturias en la velada de Íscar

Los seleccionados de Castilla y León dominaron con claridad en la velada de boxeo celebrada la noche del sábado en el pabellón del recinto ferial de la villa carpintera de Íscar al alzarse con la victoria en los seis combates disputados ante la selección de Asturias.

Si bien había un séptimo combate programado, de peso pesado (límite 92 kilogramos), este finalmente no pudo celebrarse ante la lesión de uno de los púgiles y el sobrepeso en báscula del otro. Como antesala, los púgiles cadetes Alex Galán y Jesús Cerreruela disputaron un combare de peso gallo (limite 62 kilogramos).

Animada velada, preparatoria de cara al Campeonato de España que tendrá lugar en un par de meses en la localidad murciana de Los Alcázares, disputada bajo la modalidad boxeo olímpico a 3 asaltos de 3 minutos cada. La noche se abría con el combate de peso gallo (límite 57 kilos) entre el asturiano Borja Alonso y el púgil del Club Boxeo Valladolid Mohamed Ahmed que se saldo con el triunfo del pucelano por puntos.

A este siguió el combate de peso welter junior (limite 69 kilos) que midió al astur Illan Manso contra el vallisoletano Toño Iglesias del Club Boxeo Valladolid, que suplió la baja del anunciado Iván Colino del Club Boxeo Knock-Out de Salamanca, quien a la postre se alzo con la victoria de forma unánime por parte los jueces.

Unánime también fue la decisión de los jueces a la hora de otorgar el triunfo al pucelano del Club Boxeo Valladolid Fernando Gómez en el combate de peso superligero (límite 64 kilogramos) ante el asturiano David Martínez.

KO técnico
El siguiente de los combates programados antes de los dos finales, ambos disputados sin casco de protección, sería el de peso ligero junior (límite 62 kilogramos) protagonizado por el astur Aarón Zinícola y la máquina del Club Boxeo Valladolid, Salvador Jiménez, que fulminó literalmente a su rival enviándolo al suelo apenas superado el minuto y medio del primer asalto, dejándolo impotente y con lágrimas en los ojos para poder continuar, por lo que los jueces dictaminaron la victoria por KO técnico.

El penúltimo combate de la velada boxística iscariense, que estuvo aderezada con una degustación gratuita de jamón, fue el de peso superligero (límite 63 kilogramos) protagonizado por Adrián Martínez y Héctor del Caño del Club Boxeo Valladolid, en el que el asturiano quiso pero no pudo ante el pucelano, muy superior en la pegada, que se imponía de forma unánime.

El broche a la velada lo ponía el combate de peso welter (límite 70 kilogramos) que enfrento a Mohamed Satour y al actual Campeón de España de dicha categoría, el salmantino Héctor Galindo del Club Nirvana Salamanca, que no solo se mostro superior ante un rival que no cesó en su empeño de ponérselo difícil, sino que ofreció todo un recital de buen boxeo que el público asistente enseguida captó jaleando y aplaudiendo durante buena parte de los nueve minutos de la pelea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario